Creando una bufanda: Una obra de amor

Al llegar el invierno, seguramente irás a tu tienda más cercana a buscar todo lo necesario para el frío.

Mensaje Invitado: por Maria Collado
Elaborar una bufanda o un gorro para ti o tus seres amados puede sonar como una pérdida de tiempo o una tarea agobiante, pero el amor invertido en cada punto y cadeneta es algo que no puedes comprar en una tienda.  

bufanda

Puedo decir que tengo muchos años de experiencia trabajando a ganchillo. Desde que mi abuela decidió sentarse conmigo cuando yo tenía doce años para enseñarme a hacer mi primera cadeneta me enamoré profundamente de este arte. No hay límites para lo que puedes crear con sólo un gancho y algo de lana. 

Ahora, a los 26 años, he creado un amplio repertorio de vestidos, bufandas, gorros, e incluso pequeños personajes llamados amigurumi

No hay un proyecto perfecto; algunos puntos están fuera de lugar, pueden faltar o incluso sobrar. Pero el producto final es una pieza única como una huella dactilarcreada para un hermoso propósito: para regalar, usar, atesorar.  

Creo que uno de mis proyectos más importantes (aunque no el más difícil) ha sido la bufanda.

Me aseguro de que cada uno sea diferente y esté adaptado a la esencia de la persona que la recibe. 

Sólo logré hacerme una bufanda a mí misma el invierno pasado. Nunca supe qué colores usar o qué tipo de lana comprar, como si yo misma no me conociera en absoluto. ¿Qué cambió en mí el día que decidí hacer una bufanda para regalarme? Amor propio. Por primera vez en muchos años sentí que merecía el cálido abrazo de una bufanda amarilla y esponjosa, reflejando perfectamente mi personalidad alegre y amorosa. 

Comienza tu propio proyecto 

multi-colored scarves

Tu también puedes comenzar tu propio proyecto en ganchillo. Quizá hacer cientos de puntos no suena para nada atractivo para la mayoría de las personas, pero el producto final es muy gratificante. Aquí te voy a decir cómo puedes empezar:  

  1. Elige un proyecto:  puedes comenzar con algo pequeño si aún no dominas el ganchillo. Comienza con un pequeño portavasos para tu taza favorita o quizá un brazalete para tu mejor amigo. Estos pequeños proyectos te van a dar seguridad para los más complicados. Si quieres enfrentarte a una bufanda desde el inicio, también puedes hacerlo, ¡tú pones las reglas! 
  2. Busca inspiración: a veces resulta difícil elegir el color o la lana apropiada para tu proyecto. No te preocupes, esto puede ser más fácil de lo que crees:  
  3. Colores: puedes elegir tu color favorito o echarle un vistazo a la naturaleza a tu alrededor. A veces con sólo mirar las hojas de otoño o el frío invierno puede inspirarte para hacer una pieza increíble que es también un reflejo de la temporada. 
  4. Hilo: usa tu rostro. Esto puede sonar un poco loco, pero a veces escoger la lana tocándola con tus manos puede no dar tan buenos resultados. A veces sólo necesitas frotar un pedacito de lana en tu mejilla para realmente sentir su suavidad. Asegúrate de que la lana esté limpia y no seas alérgico a sus materiales. 
  5. Elije las herramientas adecuadas: para cada grosor de lana hay diferentes tamaños de ganchos de crochetPuedes encontrar el grosor de la lana en la etiqueta y el tamaño del gancho grabado en este. Aquí te dejo una pequeña guía práctica para elegir la mejor combinación: 

 

Nombre común y número de lana Gancho recomendado en sistema métrico (mm) 
Lace (0) 1,5 – 2,25 mm 
Super fine (1) 2,25 – 3,5 mm 
Fine (2) 3,5 – 4,5 mm 
Light (3) 4,5 – 5,5 mm 
Medium (4) 5,5 – 6,5 mm 
Bulky (5) 6,5 – 9 mm 
Super Bulky (6) 9 mm más grande 

  

Puedes variar los tamaños siguiendo tu propia intuición. Si usas lanas más gruesas y ganchos más pequeños tu proyecto será más pesado y grueso. Si usas ganchos más grandes con lana más fina, el resultado final será más ligero. 

  • Empieza a crear: el proceso creativo puede ser un poco difícil, especialmente para principiantes. Puedes encontrar increíbles tutoriales con instrucciones paso a paso en YouTube o puedes encontrar patrones (si sabes leerlos) gratuitos o a la venta en el internet. 
  • No te rindas: muchas veces nos frustramos porque debemos deshacer un gran pedazo de nuestro trabajo por un error que pasamos por alto. Esto puede suceder en casi todos tus proyectos (me ha pasado un montón de veces). No pasa nada; toma un descanso por un día y al día siguiente reinicia con al menos una fila. Cuando veas cómo tu proyecto va tomando forma tu motivación regresará. 
  • Distráete un poco: Si logras dominar todos los pasos de un proyecto y se vuelve un poco repetitivo, puedes intentar escuchar un podcast, un audiolibro o música mientras trabajas. Esta distracción hará que las horas pasen volando y antes de que te des cuenta, tu proyecto estará terminado. 

women wearing scarf

Terminar un proyecto te da una increíble sensación de logro. Esa es mi experiencia con cada una de las piezas que he creado (sin importar qué tan pequeña o grande sean). Si decides embarcarte en un proyecto de ganchillo, tu viaje estará lleno de descubrimientos con un final lleno de alegría.  

Consejos para hacer tu propia bufanda 

Ahora que ya sabes todos los pasos básicos para comenzar y terminar un proyecto de crochet, estás listo para encarar a tu primera bufanda, ¡a la batalla!:  

  1. Una bufanda promedio necesita un hilo de tamaño 4 o 5 y el gancho correspondiente (usa la tabla de arriba como referencia). Puedes darte la libertad de elegir otras lanas o ganchos para experimentar con diferentes espesores una vez que te sientas cómodo con la forma estándar.  
  2. Trata de elegir un patrón sencillo. Las bufandas de puntos bajos tienen resultados hermosos y lo más increíble es que son bastante fáciles de hacer.  
  3. Si quieres un trabajo más rápido puedes usar puntos altos, ganchos más grandes y lana más gruesa. 
  4. Prepara al menos 3 madejas de lana para tu primer proyecto, pueden usarse para una bufanda de al menos un menos 150 centímetros. Si quieres hacerla más grande, utiliza al menos 4 madejas de lana.  
  5. Si este es tu primer proyecto o tu primera bufanda, puedes hacer un cuadro de práctica para entrar en calor con los puntos, el gancho y la lana.  
  6. ¡Diviértete!  

Ahora que estás listo para tu primer proyecto nos encantaría ver los resultados, ¡no olvides publicar una foto! ¡Nos vemos en la próxima! 

Please follow and like us:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error

¿Disfrutas este blog? Por favor, pasa la voz :)

¿Quieres la mejor entregada a tu correo electrónico?