Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29 de septiembre de 2012

Piruletas de Chocolate, Receta

Estas Piruletas de chocolate, sencillísimas de hacer, son un éxito garantizado con los niños. Además, se lo pasan genial decorándolas. 

Gracias a ellas tengo comprados a los niños de clase de mis hijos (sí, ya lo se, ahora no parece importante, pero un día serán ciudadanos con derecho a voto y ya veréis hasta donde llego).


Piruletas de chocolate con gominolas

Piruletas con chocolate, chuches y demás.

Se pueden hacer tanto con chocolate negro como con blanco o con leche. Os pongo la RECETA de los distintos tipos:

 - Para el chocolate negro, ponéis a derretir en el microondas una tarrina de fondue de chocolate (la venden en cualquier supermercado, yo normalmente uso la marca Nestle, porque he probado con Miguelañez y no me quedan tan bien). 
Ha de quedar ligeramente derretida, pero no líquida (es mejor sacarlo enseguida, aunque nos parezca que aun está solido, y remover con una cucharilla). 
Extended papel vegetal de hornear sobre la mesa o la encimera de la cocina, echad una cucharada por piruleta y colocarle un palito (yo uso pinchos para barbacoa) y con la cuchara arreglad la forma hasta que quede redondita. 
Después se adorna con gominolas, figuritas de azúcar glass, confeti dulce o lo que queráis. 
Lo que hago yo es poner debajo del papel de hornear tiras de cartón (las recorto de cajas de galletas y demás) para transportarlas al congelador sin que pierdan su forma. 
Cuando están sólidas se separa el papel de hornear (se despega perfecto, y lo podéis usar con las siguientes). 

 - Para el chocolate con leche y blanco no hay tarrinas de fondue de Nestle, pero sí de Miguelañez. Si lo preferís o no hay en vuestro supermercado habitual, compráis cualquier chocolate blanco o con leche que os guste (ahora venden una cobertura de chocolate blanco estupenda), lo partís en onzas y lo metéis al microondas con un poco de leche (una o dos cucharaditas). 
Lo sacáis enseguida y removéis. El resto de los pasos son iguales.


Es una receta genial para fiestas infantiles: las sacáis en un vaso de tubo o un jarrón como si fuera un ramillete y los niños se lanzan en plan salvaje.


Eso sí, si las hacéis para fiestas veraniegas mantenerlas en el congelador hasta su uso, ya que no necesitan descongelación (están estupendas al momento) y de otra forma os arriesgáis a que se conviertan en una masa informe.

Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial podéis seguirme también en FacebookYoutube, Google +, Pinterest, Twitter e Instagram

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada